Notas de Prensa

Notas de Prensa

  • Topocoro continúa con tres de las cuatro compuertas abiertas


    El embalse Topocoro alcanzó nuevamente la cota máxima de 320 metros sobre el nivel del mar, lo que obligó a Isagén a realizar vertimientos controlados con tres de las cuatro compuertas.


    Las fuertes lluvias en Santander no cesan, y el aumento en las aguas de los ríos Suárez, Chicamocha y Chucurí, que le aportan grandes caudales al río Sogamoso, hizo subir los niveles del embalse Topocoro, que volvió a llegar a su cota máxima de 320 metros sobre el nivel del mar, lo que obligó a la empresa Isagén a reabrir las compuertas de la Central Hidroeléctrica Sogamoso.

    Según informó Juan Esteban Flórez, director de la Central Hidroeléctrica, en los últimos días se han registrado crecientes de 3.500 m3/s, que la hidroeléctrica amortigua; sin embargo, como se ha llegado al máximo del embalse, se han tenido que abrir tres de las cuatro compuertas. “En días pasados, se inició el vertimiento con 50 centímetros, y ya vamos en dos metros; esperemos no tener que seguir abriendo, porque eso significaría un riesgo para la comunidad de la zona”.

     

    Afectaciones

    Por su parte, Ramón Ramírez, director de Gestión de Riesgo de la Gobernación de Santander, informó que la presencia de lluvias en todo el departamento ha obligado a mantener la alerta por los grandes caudales de los ríos. “Se recomienda a toda la comunidad, en especial a los cercanos a los ríos, que se alejen y así evitar afectaciones. Hemos tenido reportes de afectaciones en el municipio de El Playón, en pérdida de bancada, y afectaciones en algunas vías, al igual que colapso de alcantarillado y el servicio de acueducto que se atiende por la Empresa de Servicios Públicos de Santander”.

    De igual manera, el funcionario informó que en el municipio de Puerto Wilches se han reportado máximos del río Magdalena, que presenta amenazas de desbordamiento en algunos sectores, y “lastimosamente, en el municipio de Mogotes, se arriesgan dos vidas, un adulto mayor y un menor de edad que al cruzar una quebrada, fueron arrastrados por la corriente”, afirmó.

    Por medio de un comunicado, Isagén informó que las comunidades y los consejos municipales de Gestión de Riesgo, así como la Dirección de Gestión de Riesgo del Departamento, tomarán las medidas respectivas, de acuerdo con el Plan de Atención durante Emergencias y Contingencias establecido por la empresa productora de energía.

    El embalse ha recibido más agua en mayo

    Durante la primera temporada invernal del año, se han reportado varias crecientes que, según el director de la Central Hidroeléctrica, se han logrado regular. Sin embargo, en mayo, se han incrementado las precipitaciones en la cuenca, y el embalse Topocoro ha recibido un caudal promedio diario de 922 m3/s, lo que equivale a un 125 % más que la medida histórica del mes.

    “Con los vertimientos y la generación, Isagén está entregando al río 1.800 m3, y eso es la mitad de lo que recibiría el río si no existiera la hidroeléctrica. Que se abran más o que se cierren depende del clima. Si bajan las lluvias y los ríos vuelven a sus caudales normales, iniciamos a hacer cierres parciales, pero si sigue lloviendo tendremos que seguir abriendo las compuertas hasta los 20 metros que es el caso extremo, que sería un escenario de mayor riesgo para la comunidad”, puntualizó.



  • Compartir en redes sociales

    Hágase Socio